Crisis de la tortuga de la Gran Barrera de Coral

 

tortuga marina

En estos últimos días WWF ha recibido numerosos informes de los grupos aborígenes de la costa noreste de Australia sobre un gran número de tortugas enfermas, hambrientas y muertas en las playas. Esto se debe en mayor medida a la gran perdida de los pastizales marinos luego del paso del ciclón Yasi y las inundaciones que asolaron la zona en febrero.

El aumento en las muertes de tortugas de este año pueden ser más de cinco veces mayor en comparación con el mismo período del año pasado.

Cliff Cobbo, concerbasionista de la WWF explicó sobre la situación:

“Si estos números son exactos, entonces estamos frente a gran problema en la Gran Barrera de Coral. Necesitamos urgentemente una aclaración del Gobierno de Queensland, sobre cuántas tortugas están siendo encontrados muertas a lo largo de la costa de la Gran Barrera de Coral”

Los hospitales de tortugas en Townsville, Queensland se ven desbordados con los animales enfermos y muertos de hambre que atienden y no tienen los recursos para manejar el número de tortugas que necesitan atención de emergencia durante los próximos 18 meses.

Algunos grupos aborígenes locales han estado tan preocupados por lo que están viendo que planean suspender la expedición de permisos de caza dentro de su país en aguas saladas.

WWF cree que los recientes fenómenos meteorológicos extremos, como el ciclón Yasi y las inundaciones de Queensland, junto con amenazas tales como el entrelazamiento de las redes de pesca, la contaminación del agua y el gran desarrollos costeros han llevado a este incremento de muertes.

“En el pasado las tortugas han sido lo suficientemente sanas como para hacer frente a eventos climáticos extremos, pero la presión combinada de las redes de pesca más el deterioro de la calidad del agua y las enfermedades asociadas además de la pérdida de hábitats, como resultado grandes desarrollos costeros han socavado sus posibilidades de supervivencia”.

WWF hace un llamamiento a ambos lados de la política de Queensland que se comprometan a crear una mayor capacidad de recuperación de las poblaciones de especies marinas amenazadas en la Gran Barrera de Coral a través de la reforma de la pesca con redes, la reducción de contaminación de origen terrestre en el arrecife, y una mejor gestión de grandes desarrollos costeros.

Cinco de las siete especies de tortugas marinas están clasificadas como amenazadas o en peligro crítico de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN).

Fuente

 
 
 

0 Comentarios

Se el primero en comentar.

 
 

Escribe un comentario